TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE EL COLOR CORPORATIVO EN TU BODA



chalkboardpaint03



Hoy traemos un post muy práctico con el propósito de ayudar un poco en la organización de la boda. Queremos rendirle homenaje al color corporativo de la boda y es que, aunque pueda parecer una tontería inventada en los últimos años, es un elemento clave para la organización (más sencilla o menos) de una boda.

Mientras pensamos que otros elementos son algo más secundarios y hasta nos parece que se han puesto de moda con el pinterest way of life,  el color corporativo os ayudará a establecer una línea a la hora de empezar a comprar cosas y contratar servicios. ¿Cómo? Sigue leyendo…

Estética aparte, el color “elegido” os servirá de ayuda a establecer unas prioridades: todos nos volveríamos un poco locos mirando decoración, tartas, invitaciones, regalitos para invitados… Por ello, que tengamos un color corporativo nos ayudará a establecer unos límites y a hacer criba cuando sea necesario.

Este color debería estar presente en cada detalle de la boda pero sin pasarse: la invitación, la tarta, la decoración o incluso en los looks de novios y familiares cercanos. Con esto no queremos decir que haya que ir a juego absolutamente en todo y que cualquier elemento de la boda sea rosa, amarillo limón o naranja. Too much. Lo ideal es que esté presente en los pequeños detalles pero que también juegue con otros colores que rompan un poco esta armonía.

Ahora que habéis visto lo necesario que es, os dejamos con un poco de ayuda para saber como elegir el vuestro:

1. Pensad en un color que funcione en el espacio.
El sitio donde vais a celebrar la boda es clave para elegir el color corporativo del enlace. Playa, bosque, campo o sitio cerrado, mirad bien los colores que ya tiene la localización o el reciento y elegid en consecuencia.

2. A cada estación su color. Una afirmación que casi siempre funciona. Recordad que los colores rosas y pasteles funcionan muy bien en primavera, los corales o amarillos en verano, los azules, grises y dorados pueden ser buenas opciones en invierno y los ocres, burdeos y morados nos recuerdan al otoño. Sobra decir que las reglas también se están para romperlas y ser original suele funcionar siempre.

3. Imaginad el color con el que siempre habéis soñado. Una manera fácil de ver el color corporativo claro es imaginando como sería esa boda con la que lleváis pensando hace tiempo, ¿de qué color os la imaginabas? Nada más fiable que estas primeras impresiones.

4. Consultad la rueda cromática. Imagina que ya habéis elegido un color y queréis pensar en cuales son los demás con los que trabajar. Solo tenéis que mirar los que están enfrente de la rueda y ver así las mejores combinaciones.

5. No obsesionarse  con elegir los colores adecuados. No existen los colores adecuados sino aquellos que os gusten a los dos y creen una atmósfera en la que os veáis cómodos.

6. El color corporativo de tu boda puede hacer que el evento fluya de una manera u otra. Eligiendo colores frescos y optimistas como la mezcla de amarillos, verdes y azules estaréis dando lugar a una ceremonia mucho más relajada y divertida. Si por el contrario elegís colores como el dorado estaréis creando una atmósfera mucho más sofisticada. Por eso, lo ideal es que os preguntéis, ¿como queremos que sea la boda?

7. Mirad bien antes.
Dejaros inspirar por catálogos, revistas y blogs como el nuestro para ver cuales son las tendencias, pero no paséis demasiado tiempo en pinterest o conseguiréis obsesionaros con el tema.

8. Piensa en lo que realmente os gusta.
Ya habéis hecho research en pinterest y habéis visto que los colores de la temporada son el coral y el azul marino pero no os gustan nada. Elegid aquello que realmente os guste.

Este post sobre el color corporativo puede aplicarse a otro tipo de fiestas como comuniones, baby showers, aniversarios e incluso cenas con amigos.
¿Qué os parecen este tipo de post?

Foto | A Beautiful Mess

4 comentarios

Deja un comentario